A ver si será cierto eso de que las tendencias son cíclicas… Primero el anuncio de que Twin Peaks volverá a nuestras vidas, y ahora una reedición de esta saga de los setenta. Es posible que ahora prácticamente absolutamente nadie recuerde quién era V. C. Andrews, mas en su día sus libros adornaban prácticamente todas las estanterías. Tanto que, aun a su muerte, sus herederos decidieron contratar a otra persona a fin de que prosiguiera con alguna de sus historias. Y de esta manera, hace más de una década que me encontré con Flores en el ático. Yo tendría unos 12 años cuando lo descubrí entre los libros de mi madre. Hacía poco que había comenzado a leer novelas aproximadamente extensas y me atreví a meterme en el planeta creado por V. C. Andrews. La verdad: me traumé un tanto. No es una lectura recomendable para una pequeña de 12 años, mas la verdad es que eso no impidió que siguiera leyendo los próximos 4 libros de la saga Dollanganger —el último, como acabo de decir, lo debió redactar otra persona pues la autora murió sin haber terminado la historia—. Recuerdo que cuando alguno de mis amigos me solicitaba que le recomendase un libro, , sin titubear, le afirmaba que debía leer esta saga. Si bien la verdad es que creo que ninguno me hizo caso por aquel entonces…

El fin de semana pasado quedé con unas amigas para poder ver la nueva adaptación cinematográfica del libro (que, la verdad, es un tanto película de siesta de Antena tres) y me afirmaron que no deseaban verla por el hecho de que habían escuchado que “iba de torturas”. Yo no podía parar de reírme. A ver… un tanto tortuosa sí que es, mas se imaginaban sangre y asquerosidades por todas partes. Si bien esa visión no se asoma ni ápice a la verdad.

Un breve resumen para los que no conozcáis la historia: los Dollanganger eran una familia ideal, todos tan rubios y tan perfectos, como sacados de una casa de muñecas. Daba la sensación de que nada podía trastocar esa imagen hasta el momento en que el padre muere en un trágico accidente. La madre jamás había trabajado, solo era capaz de estar idónea para su marido. Hipotecada hasta decir basta, debe tomar una resolución drástica: mudarse con sus progenitores —a los que nos referiremos como “abuelos” de acá de ahora en adelante para no liarnos—. Mas acá viene cuando la matan: el abuelo la desheredó hacía veinte años por motivos que deberéis descubrir en el libro. Este señor no puede enterarse de que tiene 4 perfectos nietos, (hete aquí el misterio, que tampoco os contaré), con lo que la abuela decide encerrarlos en el ático hasta el momento en que el mentado señor muera; muerte que, conforme aseguran los médicos, es más que inminente. Mientras, la madre deberá regresar a ganarse el cariño del no tan entrañable abuelo a fin de que vuelva a incorporarla en el testamento y de esta manera poder seguir con su vida de ensueño al lado de sus 4 perfectos hijos. Esta es la idea general, mas la historia que nos resulta de interés es la que se desarrolla en el ático. Los 4 pequeños van a vivir allá más tiempo del preciso, puesto que la tan inminente muerte del abuelo no lo va a ser tanto. Privados de la luz del sol y de la naturaleza, deciden crearse su jardín con flores de papel, para procurar soportar la larga espera. Deberán esmerarse mucho para no perder la esperanza y la confianza en su madre, puesto que los días van a ir pasando y proseguirán allá encerrados.

V.C. Andrews comenzó en los setenta esta fantástica saga que engancha desde la primera página. He leído en alguna parte que está clasificada como “narrativa gótica”. No sé realmente bien lo que significa eso y en consecuencia no sé exactamente en qué consiste ese estilo. Mas lo que sí puedo decir es que es un “dramón” de principio a fin. Los personajes van desarrollándose sin cesar a lo largo de toda la historia, evolucionando conforme las páginas van pasando. Vamos a tener personajes a los que odiaremos de forma fanática, otros que nos van a tener confundidos, otros a los que desearemos y otros por los que vamos a llorar desconsoladamente.

No sé, llamadme masoquista, mas a mí este género de novelas me agradan. Me enganchan; hacen que desee saber más sobre la historia, saber de qué forma acabará. Y puesto que las tendencias son cíclicas, como afirmaba al comienzo, cuando vi esta reedición de DeBolsillo no vacilé en leerla nuevamente —aunque ya sabía de qué forma acababa la historia—, mas ahora con más madurez y desde otro punto de vista Y, en conclusión, prosigo pensando lo mismo: que es fabulosa. Cuando tenía 12 años solo se la podía aconsejar a mis conocidos, mas el día de hoy tengo la ocasión de recomendárosla a todos . Y espero que alguno me haga más caso que mis amigos de la infancia…


Puedes descargar el libro en Amazon desde este enlace.

Cuando deseas adentrarte en el planeta de lo fabuloso siendo apenas un adolescente, la literatura es uno de los medios más fascinantes para esto. Cierto que el cine y su poder visual puede conseguir captar la atención de muchos matices que en las páginas de los libros se te escapan, mas si te metes bien en la historia que te presentan, las emociones y aventuras que pasan los personajes de la historia te llegan a resultar de lo más entretenido con lo que te hayas encontrado. Es el caso de las aventuras de Finn en Bocanegra. La explosión de los mundos, de Shane Hegarty.

Ya solo por su portada intuyes que te lo pasarás realmente bien mientras que lo lees. Y es que un cuento a medio camino entre el público más juvenil y primerizo en historietas fabulosas que trate de seres mitológicos, bestias, portales que comunican con otros mundos y un personaje protagonista de 12 años que le va a tocar lidiar con todo eso ya, de primeras, mola.

Bocanegra es una pequeña aldea considerada maldita en tanto que en las grutas de la montaña cobija un portal que comunica con un planeta putrefacto lleno de bestias extintas que, en ocasiones por fallo, logran cruzarlo y poner en riesgo a todos y cada uno de los campesinos. Finn y su familia pertenecen a un estirpe conocido como cazadores de leyendas, que así es como llaman al abanico de bestias que hay del otro lado del portal. En la primera aventura, que resultó un éxito incontenible en lo que se refiere a críticas, el padre de Finn se vio implicado en una lucha contra esos seres y quedó encerrado en el «lado infestado». Ahora, en este segundo libro de Shane Hegarty, el joven Finn va a deber procurar ir a procurarle y lograr traerle nuevamente a la aldea de Bocanegra. No va a ser nada simple. Va a deber pelear contra unos seres que semejan escapados del Bestiario, de Pierre de Beauvais o bien cualquier otro libro viejo de especies legendarias. Animales bicéfalos, alados, peligrosos y siempre y en toda circunstancia con una alta carga de mitología sobre su origen van a hacer lo posible por impedir que Finn logre su propósito. Además de esto, está el hecho de haber cruzado el portal no solo a otro planeta sino… bueno, esto mejor os dejo que lo descubráis mismos.

El libro consta de prácticamente cuatrocientas páginas. Van a parecer muchas mas su lectura resulta ligerísima y simpática. Perteneciendo a Salamandra, exactamente la misma editorial que la gran saga de libros de Harry Potter, sí es verdad que queda por debajo en lo que se refiere a carisma en sus personajes que es donde el creador, tal vez, no haya logrado trabajar mucho. Ahora, cuando aparece un bicho alado que amenaza entre las sombras, aquello gana en interés. Y créeme, la novela está llena de leyendas salvajes de colmillos afilados.

Shane Hegarty muestra en su novela una enorme fascinación por seres imposibles pertenecientes a otro planeta. Es posible que la documentación en lo que se refiere a libros sobre mitos y bestiarios le hayan influido. Asimismo deja ver cierto interés en uno de los temas más desarrollados en la ciencia ficción, que no es otra cosa que el extenso campo por lo que respecta al espacio-tiempo. Muy posible que sus próximos escritos viren en torno a esta temática que, aunque en esta novela desarrolla de forma ligera, sí he intuido que el escritor tenía, y dicho coloquialmente, ganas de meterse en esos jardines. Lo tendré presente por si acaso publica nuevas aventuras en el futuro.

Por el momento, Bocanegra. La explosión de los mundos, te va a enseñar de una forma muy entretenido el poder de un planeta mágico, plagado de riesgos y bestias que no son más que el postre preferido para cualquier joven lector. Empieza a leer esta novela y te vas a dejar llevar por los aires a lomos de dragones y combatiendo contra salvajes bestias sin salir de tu habitación, aprovechando tardes tras el instituto que se van a pasar volando. ¿Internet? ¿Móviles? No, lo ameno y lo legendario está en la aldea de Bocanegra.


Puedes descargar el libro en Amazon desde este enlace.

Es posible que El principito sea uno de los personajes más conocidos de la literatura universal. No conozco a absolutamente nadie que no sepa quién es este pequeño príncipe y si bien no hayan leído el libro (que por un lado ya les vale, son apenas 100 páginas) todo el planeta ha oído charlar de él o bien sabe de qué manera es. Hay un montón de objetos con la conocida ilustración. Las clases de merchandising en los que aparece este principito son impenetrables, mis feligreses. Yo misma atesoro múltiples de ellos: una acuarela, una libreta o bien un pastillero ideal (que me viene realmente bien para mi hipocondría).

Va a haber gente a la que no le guste este personaje o bien que crean que el libro esté sobrestimado. ¿Sabéis que os digo? Sois unos adultos muy hastiados. Prefiero los baobabs y las boas que tragan elefantes, dónde parará.

Cuando creía que ya lo había visto, incluidas películas y dibujos animados, llega la editorial Lunwerg y publica esta enciclopedia y claro, debo conmoverme. Creo que es el instante de deciros que si hay alguien en la sala al que no le guste El Principito no sé qué hace leyendo esta recensión. Podéis iros por la puerta de atrás, insípidos que solo sois capaces de ver sombreros. ¿Alguien más? ¿No? De esta forma me agrada. La Enciclopedia Ilustrada de El Principito es obra de Christophe Quillien y el trabajo que ha hecho Lunwerg es inusual. He visto enciclopedias más finas que este libro. Tiene empaque, está a todo color y tiene todo género de detalles. No le falta de nada, es un libro que podría estar expuesto. En verdad, ciertos de mis libros los pongo estratégicamente por la casa como exposición por lo bonitos que son. Podéis llamarme rarita, venga. Este terminará expuesto en algún rincón de casa, ya os lo digo .

¿Qué contiene esta enciclopedia? Todo cuanto un seguidor de este libro pueda soñar, palabra de reseñista. En el muy, muy completo índice hallamos todas y cada una de las sorpresas que contiene. Evidentemente, el primer apartado va dedicado a Antoine de Saint-Exupéry, su autor. Desde su niñez, sus primeros escritos y dibujos hasta su vida como aviador, sus amores y su enigmática muerte. El día treinta y uno de julio de mil novecientos cuarenta y cuatro, en una misión de reconocimiento sobre los Alpes, se perdió la pista del aeroplano que conducía Saint-Exupéry. Si bien en mil novecientos noventa y ocho un pescador marsellés halló su brazalete y en dos mil ocho un conduzco alemán asegurara que lo abatió en vuelo, su cuerpo jamás ha sido encontrado. Jamás faltarán teorías locas a este respecto, mas es cierto que su desaparición puso un broche final un tanto atípico a la vida de un escritor del mismo modo atípico.

Otro apartado está dedicado a los orígenes del libro y la influencia que este ha tenido: el manuscrito, sus traducciones a miles y miles de idiomas, ediciones y también ilustraciones. Asimismo hay un apartado dedicado únicamente a los personajes del libro: el principito, el zorro, la víbora, la rosa, el rey o bien el farolero. No falta ninguno y es excelente poder conocer más sobre estos míticos personajes. Verdaderamente interesante. En otra sección se habla sobre las adaptaciones cinematográficas, las series, los dibujos animados, las obras teatrales e inclusive las canciones basadas en el cuento. Todo acompañado por fantásticas fotografías y también ilustraciones. Y es que este personaje tan universal tiene hasta su parque de atracciones, un centro de salud en Brasil que lleva su nombre, museos en el país nipón, Corea del S., Marruecos, Canadá y asociaciones y exposiciones por todo el planeta. Hay testimonios sobre el libro, ilustraciones dibujadas por pequeños, coleccionistas que muestran sus tesoros y mucho más. No os contaré todo pues, seguramente, a los enamorados de esta historia y de este admirable pequeño, ya os haya surgido la necesidad de tener en vuestras manos esta hermosa enciclopedia. Es normal, este libro es una genuina exquisitez en el que perderse a lo largo de horas y jugar nuevamente a ser pequeños.


Puedes descargar el libro en Amazon desde este enlace.